parallax background

La cosecha de lúpulo de Cerveza Patagonia

Un pueblo que nace
03/07/2017
NOVEDADES #59
03/07/2017
 
 
 

Hay muchos rituales alrededor de la cerveza y uno de los más importantes es la cosecha de lúpulo. Cerveza Patagonia nos invitó a adentrarnos en este proceso único que concluyó con una variedad especial.

 

En Fernández Oro, en el valle de la Provincia de Río Negro, se encuentra la chacra de donde Cerveza Patagonia obtiene su lúpulo. En este campo cuentan con variedades como Mapuche, Nahuel, Traful, Victoria y Nugget que le aportan al ambiente un aroma especial, y son las encargadas de darle sabor, aroma y amargor a las diferentes variedades de la marca.

 

En Fernández Oro, en el valle de la Provincia de Río Negro, se encuentra la chacra de donde Cerveza Patagonia obtiene su lúpulo. En este campo cuentan con variedades como Mapuche, Nahuel, Traful, Victoria y Nugget que le aportan al ambiente un aroma especial, y son las encargadas de darle sabor, aroma y amargor a las diferentes variedades de la marca.

El crecimiento de lúpulo requiere de condiciones de clima, suelo y relieve específicas que se dan sólo en ciertas latitudes del mundo. La Patagonia Argentina es una de ellas. El lúpulo es una planta trepadora que crece hasta 5 metros de altura y que una vez florecida se cosecha y se seca para la mejor conservación de todos sus atributos. Esto sucede una vez por año en cada hemisferio.

Cerveza Patagonia realizó a mediados de marzo una cosecha a mano para la elaboración de una cerveza especial con agregado de flores húmedas en frío. Bautizaron a la misma “Fernández IPA”, en honor al lugar donde se encuentra la chacra.

Fueron los cerveceros, junto a un grupo de invitados, los que participaron de la cosecha en la chacra de Fernández Oro. Acamparon en medio del lupular, disfrutaron de exquisitas comidas de la mano de Leandro Pagano, chef de Patagonia, y una banda en vivo musicalizó el fogón al caer la noche.

El proceso continuó en la Microcervecería de Bariloche donde junto con Diego Bruno, Maestro Cervecero, completaron el cocimiento de la cerveza con el agregado en frío de las flores húmedas cosechadas el día anterior. Este procedimiento, denominado Wet Hopping, dio como resultado una cerveza mucho más aromática y con un intenso sabor a lúpulo.

La edición limitada de la “Fernández IPA” se pudo disfrutar durante el mes de abril en la Microcervecería de Bariloche. El que se quedó con las ganas de probarla tendrá que esperar a la cosecha 2018. Será un gustito que uno se podrá dar una vez al año.

Todos aquellos que visiten la Microcervecería de Circuito Chico podrán ser testigos de la primera plantación de lúpulos propia que los recibe en el recorrido de ingreso. Estos se plantaron a fines de 2016 y se espera poder utilizarlos en un futuro para la elaboración de nuevas variedades con las que continuarán sorprendiéndonos.

 
 
PATAGONIA

Circuito Chico km 24,700, Bariloche

Tel. +54 294 4450124

www.cervezapatagonia.com.ar